10.3.17

El Lamento de Alistair

Después de muchas cosas por fin me veo con la motivación suficiente para terminar.

Estoy muy contento con el material que llevo escrito y con la idea general de esta segunda parte.

Espero poder sacarlo en algún momento de este año, seguramente a finales, pero queda mucho trabajo todavía, aunque ya se ve el final.

Os dejo la portada de la segunda aventura de Alistair ilustrada de nuevo por el gran Miguel Regodon Harkness. Es pero que os guste.


Chibi el Hada Guardian de Alistair en la Portada

Como os he dicho aun me queda acabarlo, pulirlo, corregir, maquetas, pero estoy con ello, esta vez si que si. 

Muchas gracias a todos los que me apoyasteis y apoyais por diferentes medios.

Me estoy esforzando muchísimo para ofreceros lo mejor de Alistair en esta segunda parte.

!A DARLE CAÑA!

Os dejo un fondo de escritorio con las dos portadas de las novelas, Espero que os mole ;)



           ¡Ayudadme a dar a conocer a Alistair y que su aullido de escuche en todas partes!

26.12.16

SENTENCIA LAS SIETE ROSAS

Despues de cuatro años por fin se me da la razón como coautor de la obra literaria Las Siete Rosas y la pagina Web de la Editorial ha compartido de manera publica el Fallo de la Sentencia a mi favor.
 
Gracias a todos los que me habeís apoyado.

http://www.edicionesatlantis.com/noticias/3863/fallo-las-siete-rosas/

¡Que el aullido de Lycaon os guié!


3.8.16

Nueva Edición de El Aullido de Alistair en formato físico

Por fín esta a la venta la nueva edición de El Aullido de Alistair en formato físico.

Esta nueva edición revisada y mejorada cuenta con una nueva maquetación de interiores impresa en papel crema y nuevo diseño de portada, esta vez en brillo.

El tamaño se ha reducido un poco, siendo mas pequeña que la primera edición de El Aullido de Alistair.


Para los que ya tengaís la primera edición de Alistair no ha cambiado prácticamente nada de su contenido. NO ALARMARSE.

Esta nueva edición esta a la venta por 7,50€ (o algo así) a través de la página de Amazon e incluye como regalo GRATIS el libro Digital en formato Ebook Kindle.

Os dejo el enlace a la página de Amazon:

https://www.amazon.es/El-Aullido-Alistair-Saga/dp/1535538694/ref=sr_1_cc_2?s=aps&ie=UTF8&qid=1470214710&sr=1-2-catcorr&keywords=el+aullido+de+alistair

Estoy trabajando en la segunda parte y dentro de poco tendréis noticias y como dije esta vez sí saldrá el año que viene con el mismo formato que esta segunda Edición de Alistair 1.

¡Ayudadme a dar a conocer a Alistair y que su aullido de escuche en todas partes!

30.7.16

ALISTAIR PIRATEADO

Han pasado 4 días desde que Alistair esta en formato digital para su descarga a través de Amazon y ya lo han pirateado.

Estaba mirando yo los comentarios de twitter y me encuentro con una cuenta Followbacklibros (lo cual es gracioso) que comparte el enlace "Gratuito"de mi libro.

Me meto al enlace y resulta que efectivamente es mi libro en formato epub (en el que publica amazon Kindle) para descarga gratis.

Y es que da igual que lo quieras hacer bien y le pongas un precio bajo a tu obra, una obra que ha llevado esfuerzo y muchas horas en su creación, repaso, maquetación y que publicas con tu mayor ilusión que siempre va a haber gente así que se quiera aprovechar de tu trabajo.

Esta gratis para todos los que tienen Kindle Unlimited, que son muchos. Y a 1,50€ para todos los demás lo que me parece un precio bastante asequible comparado con otros libros de misma temática en Kindle.

Además dentro de poco sale a la venta la segunda edición impresa a 7,50€ y como regalo por su compra viene incluido gratis el libro digital en Ebook.

Y me pregunto;

-¿Para que me esfuerzo?

-¿Para que hago las cosas?

Con esto no pienso en hacerme rico ni nada, lo único que quiero es que la gente disfrute con Alistair, pero que a cuatro días desde su lanzamiento en Amazon ya me lo hayan pirateado tiene narices.

Y alguno dirá: Si lo que quieres es que lo lean te tendría que dar igual que lo pongan gratis porque  asi podrá llegar a mas gente y a esa persona yo le digo que voy a a ir a su casa a robarle también y regalar sus cosas porque puedo hacerlo porque me da la gana.

Aquí os dejo en cuestión la página, que curiosamente pone en la parte inferior "encontrado en la red" a lo cual yo digo que mis cojones. Y lo mas gracioso: "Si te gusta comprálo" y ¿Para que lo voy a comprar si me lo pones tu ya gratis?  (Y gracias a quien haya sido por invertir sus 1,50€ para luego piratearlo, ojala te pirateen a tí el ano con un sable oxidado) .

http://www.fiuxy.net/ebooks-gratis/4545054-el-aullido-de-alistair-saga-de-alistair-1-arruto-ordaz-munoz-fantasia-epub-mobi-pdf-zippyshare.html

Y seguro que como esta en unas semanas habrá mas páginas que lo recojan.

En fin.

Ya sabeís que la piratería es algo que hace daño a mucha gente y no puedes hacer con ello lo que quieras, porque es el esfuerzo, la dedicación, la pasión el tiempo, mi inversión personal para crear algo bonito de lo que con esta pirateria te vas a aprovechar y me vas a hacer daño, a mí y a un montón de gente que está en mi misma situación y que encima no podemos reclamar, ya que no hay responsables físicos y no deja de ser un ROBO.




¡Qué el aullido de Lycaon os guie!

26.7.16

El Aullido de Alistair en Kindle por 1,50!!

Me alegra anunciar que por fin tenéis Alistar en formato digital para que lo podáis descargar en cualquier sitio a través de amazon Kindle por solo 1,50€ o GRATIS si eres miembro de Kindle Unlimited;) donde además estoy participando para el concurso de Novela Indie 2016!!!

Aquí os dejo el Link por si quereís leer El Aullido de Alistair en Digital.

https://www.amazon.es/dp/B01J447WTY

Muy pronto podréis tener también la segunda edición de El Aullido de Alistair revisada y mejorada.
Os dejo la nueva portada que básicamente es igual que la anterior pero sin el sello editorial de Mundos Épicos.


¡Ayudádme a dar a conocer a Alistair y que su aullido se escuche en todas partes!

29.6.16

El Lamento de Alistair Está en Camino

Hola a todos, sé que he estado desaparecido, pero es que he estado muy liado con trabajo y otros proyectos, sé que prometí que Alistair 2 saldría en 2015 pero tras el cierre de Mundos Épicos, la Editorial que publicó el primer numero y diversos problemas personales no he podido terminarlo para esa fecha. De hecho, aun no esta terminado, pero si esta cerca de ello.

Lo siento mucho porque además parece ser que hay mas gente que sigue a Alistair de la que yo pienso y merecéis que me ponga a full con ello y ya os digo muy muy pronto tendréis noticias nuevas de "EL LAMENTO DE ALISTAIR". Creo que esta segunda parte os va a encantar y me estoy dejando la piel para que así sea.

A su vez estoy pensando en publicar la primera parte digital para que puedan disfrutarla todos los que no la leyeron en su día e ir abriendo boca o recordando lo sucedido. Para la segunda parte, acabaré sacándola de manera física de alguna forma y ya os digo tendréis noticias pronto.

Os dejo un fan-art realizado por @Adry_onik que no habia podido compartir hasta ahora, también es que soy lo peor.


También os dejo el vídeo del tercer capítulo de Mi frikimundo que también ha estado algo parado pero volvemos dentro de poco, este es el año del regreso de un montón de cosas, así que estad atentos.



¡Qué el Aullido de Lycaon os guié!


19.1.15

Propositos para 2015

Entre los propósitos que me he hecho para este año se encuentra el de centrarme mas en la segunda parte del Aulido de Alistair que llevará por titulo "El Lamento de Alistair" así como una tercera parte que será un spin-off de uno de los personajes de la primera parte.

Espero conseguirlo y que podaís disfrutar de ello este año.

Os dejo a continuación el primer capítulo de "El Lamento de Alistair" (¡OjO hay SPOILERS!)


CAPITULO 1


El corazón me latía deprisa. Notaba subir y bajar mi pecho a gran velocidad y mi mano se aferraba como una garra al marco de la puerta. Estaba a punto de saltar en dirección hacia aquello cuando la escalera se iluminó. Mi madre se encontraba detrás de mi padre con la mano aún en el interruptor del descansillo.


-¿Te pasa algo cielo? –Me preguntó mi madre – Estas temblando.

-Mira lo que te hemos comprado tu madre y yo. –Dijo mi padre con una cámara Réflex pegada al rostro. Accionó el disparador y me cegó con el flash –Hemos pensado que te vendría bien para tus estudios.

-Sí, si claro… Es genial. –Dije recuperando la tranquilidad. Aquellos destellos rojos que había visto se debían a los leds de la cámara reflejados en las gafas de mi padre. Resoplé aliviado y me aparté de la puerta para dejarles pasar. ¿Acaso no podía estar tranquilo? Sabía que todo había terminado, pero una sensación oscura y desconocida llevaba atormentándome los últimos meses. Mirara donde mirara me parecía ver aquellos ojos escarlatas vigilando desde las sombras… Había pasado por demasiado… Y como me dijo Chibi, mi Hada Guardián, me autosugestionaba. Ella se había marchado, pero prometió que regresaría cuando comenzara a hacer frío. El verano tocaba a su fin así que esperaba volver a verla pronto.

-Que sepas que la cámara es parte de tus navidades. –Me dijo mi padre pasándome la correa de la cámara en torno al cuello con su habitual ceño fruncido. Mi padre es un hombre alto y fuerte que acompañado con su cara de pocos amigos y sus pobladas cejas le hacen parecer temible. Tiene el poco pelo que le queda canoso y un lado de la cara surcado por pequeñas cicatrices, que me confesó, fueron producto de un accidente en el que uno de sus hermanos se transformó frente a él…

-¡No seas así niño! –Le recriminó mi madre –Estamos muy orgullosos de que hayas comenzado la carrera. –Me dijo dándome un beso en la mejilla y sonriendo –Esperamos que le des buen uso. -Mi madre tiene el pelo largo y castaño cayendo a ambos lados de los hombros, sus ojos son mitad verdes, mitad castaños, o como suele decir ella: “De color agua-pantanosa” Mi madre es bastante guapa y no aparenta para nada su edad, esto unido a su carácter muy similar al mío hace que cuando paseamos juntos por la calle parezcamos hermanos.

-Esperemos que te vaya todo bien en la Universidad, que ya es bastante cara como para sin saber cómo irás hacerte regalitos… -Refunfuño mi padre quitándose la chaqueta.

-Vale. Muchas gracias por la cámara –Dije –Voy a apagar el ordenador y a probarla antes de irme a la autoescuela.

Con el comienzo de las clases iba a empezar también mi primer día de autoescuela. Había decidido compaginarlo con mis estudios asistiendo un par de horas por la noche, dejando así toda la tarde libre para poder estudiar. Bajé la tapa del portátil y lo dejé en mi habitación. Me tiré en la cama y encendí la cámara para cotillear cómo funcionaba.

Tras un rato de investigación pulsé el botón de la galería y mi imagen apareció en la pantalla de LCD. Un sorprendido joven miraba con los ojos entrecerrados al frente, estos eran castaños al igual que su pelo aunque más claros por el flash, pareciendo dorados. El pelo flotaba despeinado por su cabeza y el flequillo le caía revuelto sobre la frente. En uno de los brazos con los que trataba de taparse los ojos podía verse una pulsera de aro metálico cuyo cierre eran dos testas de lobo. Tendría que cortarme el pelo, pensé apagando la cámara y dejándola sobre el escritorio.

Mientras miraba al techo me acordé de Roll, ¿Qué estaría haciendo ella ahora? Tras nuestra ruptura habíamos quedado como “amigos” pero la relación se había deteriorado, las llamadas habían cesado y habíamos perdido prácticamente el contacto. Sabía que lo nuestro nunca volvería, pero el recuerdo estaba allí, tan vivo como el primer beso, tan claro como su sonrisa.

Me levanté de la cama y miré la hora en el reloj de la cocina, tenía diez minutos para llegar a la autoescuela. Me puse las gastadas playeras de siempre y cogiendo las llaves me despedí de mis padres. La autoescuela estaba cerca de mi casa así que caminé tranquilamente hasta llegar. La recepcionista me indico la puerta de la clase con un gesto de la mano. Tampoco había demasiada perdida, era un sitio pequeño y había una sola puerta. Entré en la clase y me senté en una de las sillas del fondo. Las paredes estaban llenas de señales de tráfico y en la pizarra, escritas con tiza, explicaciones de la clase anterior. Poco a poco fueron llegando más personas y la pequeña clase se llenó enseguida.

Un señor mayor con el pelo completamente blanco y peinado a raya entró y se sentó frente a nosotros.

-¿Hay nuevos? Levantad la mano –Junto a mi levantaron la mano tres personas más - Para los nuevos, mi nombre es Nikola, Aeh, si tenéis cualquier duda preguntad, idos estudiando el libro en casa –Nos dijo dándonos un librito morado a los que habíamos levantado la mano –Bueno pues como hay bastante gente nueva, Aeh, vamos a empezar por el principio: Señales.

Conforme avanzaba la explicación me fui dando cuenta de que el “Aeh” no era una manera de llamar nuestra atención. Tras media hora de clase “NikolaAeh” nos dijo que podíamos irnos a casa. Cuando salí a la calle de nuevo ya había anochecido completamente. Metí las manos en los bolsillos del pantalón y emprendí el camino de vuelta.

-¡AAAAALIIIIISSSTTTT! –Chilló una aguda voz a mis espaldas. Me di la vuelta y vi como Chibi corría en mi dirección con su larga melena pelirroja ondeando en todas direcciones.

-¡Chibi! –Exclamé con alegría, no esperaba que volviese tan pronto -¿Qué haces aqu... –Chibi saltó sobre mí pasando sus brazos en torno a mi cuello y sellando sus labios con los míos. –Uh, ahhhh… -Conseguí decir por fin mientras la sostenía entre mis brazos - ¡Que sorpresa!

-Jum, ¿Eso es lo único que se te ocurre decirme después de haber estado fuera todo este tiempo? –Preguntó con un puchero.

-No, ¡Claro que no! Es que me has pillado de sopetón. Te he echado mucho de menos –Afirmé poniéndola de nuevo sobre el suelo. -¿A que ha venido ese beso?

-A nada, me apetecía. Yo también te he echado de menos, pero prometo nunca, nunca, nunca, volverme a separar de ti –Dijo entre saltitos.

-Me parece bien –Dije notando que una sonrisa involuntaria se dibujaba en mi rostro.

-Estás mucho más alto –Me dijo alzando el rostro. Chibi era un Hada. Mi hada Guardián según me había dicho. Tenía el largo pelo rojo cayendo sobre los hombros y la espalda. Era bajita y menuda en su forma humana, suponía que se debía al hecho de su naturaleza mágica. Sus ojos eran brillantes, oscuros y grandes. Su nariz era pequeña al igual que su boca, con finos pero seductores labios. Llevaba tan solo una amplia camiseta oscura con brillos plateados a modo de vestido. El conjunto hacía parecer a Chibi una niña, pero puedo afirmar que no lo es… Una imagen fugaz cruzo mi mente y vi como ella sonreía.

-Aún no se te ha olvidado, eh –Dijo riéndose. Los SMP (Como nos distinguimos entre nosotros) éramos capaces de comunicarnos por el pensamiento. Era algo que siempre olvidaba.

-Perdona –Dije – Bueno, ¿Cuéntame que has estado haciendo mientras estabas fuera?
Mientras paseábamos, ella me contó que había volado muy lejos con el resto de hadas a una zona en el ártico diseñada como residencia para escapar del terrible calor del verano. Según me dijo las hadas soportan peor el calor que el resto de los SMP y que en época estival se ve disminuido su poder mágico.

-Ósea, que básicamente has ido a un hotel helado para hadas.

-Jajaja, así es. La verdad mientras estuve allí me acordé mucho de ti. No sabía si estarías bien sin mi ayuda… -El recuerdo de Aura y de aquellos ojos rojos pasó por mi cabeza y Chibi saltó al instante. Tuve que explicárselo todo con pelos y señales hasta que por fin conseguí tranquilizarla –Sabía que no tenía que haberme ido… Bueno en realidad ya sabía lo que pasaría… Solo quería ver si me contabas la verdad -Sonrió

-¿Cómo que lo sabias? ¡¿Para qué has montado entonces ese numerito?! ¿Y aun así te fuiste? ¡¿Qué clase de juego es este?! –Dije escandalizado.

-Alist, nuestro mundo es complicado, yo no puedo decirte muchas cosas… ¡Porque son secreto! –Dijo agarrándome del brazo – No permitiré que te pase nada. Perdona por lo de antes. El código de Guardianes obliga a separarse del protegido para comprobar si realmente podría sobrevivir sin su ayuda, y créeme Alist, ¡Tú necesitas mucha ayuda!

-Entonces, ¿Lo de marcharte por el calor fue una prueba? –Aquello me disgustaba un poco.

-No sabes nada Alistair Blake, ese era uno de los motivos, perdóname. Tienes todo el derecho a desconfiar de mí. Pero todo lo que te he contado es verdad. Y aquellas cosas que no puedo contarte son porque es mejor que no las sepas…

-¡Odio los secretos Chibi! ¡Toda mi vida está rodeada de incógnitas y vivo día a día con miedo de lo que puede pasar! ¿Cómo puedo seguir confiando en ti?

-Por qué me importas Alist… Te he prometido que no iba a permitir que nada malo te pasara… Y si hay cosas que no te puedo decir es por qué no puedo… De verás que me gustaría, pero si lo hiciera…

-Comenzó a llorar y a temblar junto a mí. La agarré de una mano y nos sentamos en un banco cercano mientras intentaba quitarle las lágrimas.

-Tranquila, tranquila –La decía mientras la abrazaba –Está bien, vamos. Confió en ti, entiendo que haya cosas que no me puedas contar… Es mucho más difícil de lo que pienso ¿Verdad?

-Yo solo te prometo que te protegeré lo mejor que pueda. Yo estoy aquí por ti y para ti. Y no me marchare de tu lado otra vez, pero compréndelo –Se enjugo las lágrimas en mi camiseta –Si me marché fue por algo mucho más importante, no lo hice por gusto, solo quiero protegerte… Además ¿Qué tipo de Hada Guardián sería si permitirá que hicieran daño a mi protegido?

-Supongo que una no muy buena... – Sonreí. Chibi de una manera o de otra siempre me había ayudado o había intentado avisarme de que algo pasaría. Si no podía contármelo sus razones tendría, lo único que importaba es que confiaba en ella. -Gracias por haber vuelto. Sea lo que sea lo que te preocupa sé que lo afrontaremos y superaremos juntos. Confía en mí.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Os dejo también el Segundo Capítulo de la serie "MI FRIKIMUNDO", otro de los proyectos en los que estoy inmerso junto a Adrián Linde, !Espero que os guste! ^^




¡Ayudádme a dar a conocer a Alistair y que su Aullido se escuche en todas partes!
CAPITULO 1 El corazón me latía deprisa. Notaba subir y bajar mi pecho a gran velocidad y mi mano se aferraba como una garra al marco de la puerta. Estaba a punto de saltar en dirección hacia aquello cuando la escalera se iluminó. Mi madre se encontraba detrás de mi padre con la mano aún en el interruptor del descansillo. -¿Te pasa algo cielo? –Me preguntó mi madre – Estas temblando. -Mira lo que te hemos comprado tu madre y yo. –Dijo mi padre con una cámara Réflex pegada al rostro. Accionó el disparador y me cegó con el flash –Hemos pensado que te vendría bien para tus estudios. -Sí, si claro… Es genial. –Dije recuperando la tranquilidad. Aquellos destellos rojos que había visto se debían a los leds de la cámara reflejados en las gafas de mi padre. Resoplé aliviado y me aparté de la puerta para dejarles pasar. ¿Acaso no podía estar tranquilo? Sabía que todo había terminado, pero una sensación oscura y desconocida llevaba atormentándome los últimos meses. Mirara donde mirara me parecía ver aquellos ojos escarlatas vigilando desde las sombras… Había pasado por demasiado… Y como me dijo Chibi, mi Hada Guardián, me autosugestionaba. Ella se había marchado, pero prometió que regresaría cuando comenzara a hacer frío. El verano tocaba a su fin así que esperaba volver a verla pronto. -Que sepas que la cámara es parte de tus navidades. –Me dijo mi padre pasándome la correa de la cámara en torno al cuello con su habitual ceño fruncido. Mi padre es un hombre alto y fuerte que acompañado con su cara de pocos amigos y sus pobladas cejas le hacen parecer temible. Tiene el poco pelo que le queda canoso y un lado de la cara surcado por pequeñas cicatrices, que me confesó, fueron producto de un accidente en el que uno de sus hermanos se transformó frente a él… -¡No seas así niño! –Le recriminó mi madre –Estamos muy orgullosos de que hayas comenzado la carrera. –Me dijo dándome un beso en la mejilla y sonriendo –Esperamos que le des buen uso. -Mi madre tiene el pelo largo y castaño cayendo a ambos lados de los hombros, sus ojos son mitad verdes, mitad castaños, o como suele decir ella: “De color agua-pantanosa” Mi madre es bastante guapa y no aparenta para nada su edad, esto unido a su carácter muy similar al mío hace que cuando paseamos juntos por la calle parezcamos hermanos. -Esperemos que te vaya todo bien en la Universidad, que ya es bastante cara como para sin saber cómo irás hacerte regalitos… -Refunfuño mi padre quitándose la chaqueta. -Vale. Muchas gracias por la cámara –Dije –Voy a apagar el ordenador y a probarla antes de irme a la autoescuela. Con el comienzo de las clases iba a empezar también mi primer día de autoescuela. Había decidido compaginarlo con mis estudios asistiendo un par de horas por la noche, dejando así toda la tarde libre para poder estudiar. Bajé la tapa del portátil y lo dejé en mi habitación. Me tiré en la cama y encendí la cámara para cotillear cómo funcionaba. Tras un rato de investigación pulsé el botón de la galería y mi imagen apareció en la pantalla de LCD. Un sorprendido joven miraba con los ojos entrecerrados al frente, estos eran castaños al igual que su pelo aunque más claros por el flash, pareciendo dorados. El pelo flotaba despeinado por su cabeza y el flequillo le caía revuelto sobre la frente. En uno de los brazos con los que trataba de taparse los ojos podía verse una pulsera de aro metálico cuyo cierre eran dos testas de lobo. Tendría que cortarme el pelo, pensé apagando la cámara y dejándola sobre el escritorio. Mientras miraba al techo me acordé de Roll, ¿Qué estaría haciendo ella ahora? Tras nuestra ruptura habíamos quedado como “amigos” pero la relación se había deteriorado, las llamadas habían cesado y habíamos perdido prácticamente el contacto. Sabía que lo nuestro nunca volvería, pero el recuerdo estaba allí, tan vivo como el primer beso, tan claro como su sonrisa. Me levanté de la cama y miré la hora en el reloj de la cocina, tenía diez minutos para llegar a la autoescuela. Me puse las gastadas playeras de siempre y cogiendo las llaves me despedí de mis padres. La autoescuela estaba cerca de mi casa así que caminé tranquilamente hasta llegar. La recepcionista me indico la puerta de la clase con un gesto de la mano. Tampoco había demasiada perdida, era un sitio pequeño y había una sola puerta. Entré en la clase y me senté en una de las sillas del fondo. Las paredes estaban llenas de señales de tráfico y en la pizarra, escritas con tiza, explicaciones de la clase anterior. Poco a poco fueron llegando más personas y la pequeña clase se llenó enseguida. Un señor mayor con el pelo completamente blanco y peinado a raya entró y se sentó frente a nosotros. -¿Hay nuevos? Levantad la mano –Junto a mi levantaron la mano tres personas más - Para los nuevos, mi nombre es Nikola, Aeh, si tenéis cualquier duda preguntad, idos estudiando el libro en casa –Nos dijo dándonos un librito morado a los que habíamos levantado la mano –Bueno pues como hay bastante gente nueva, Aeh, vamos a empezar por el principio: Señales. Conforme avanzaba la explicación me fui dando cuenta de que el “Aeh” no era una manera de llamar nuestra atención. Tras media hora de clase “NikolaAeh” nos dijo que podíamos irnos a casa. Cuando salí a la calle de nuevo ya había anochecido completamente. Metí las manos en los bolsillos del pantalón y emprendí el camino de vuelta. -¡AAAAALIIIIISSSTTTT! –Chilló una aguda voz a mis espaldas. Me di la vuelta y vi como Chibi corría en mi dirección con su larga melena pelirroja ondeando en todas direcciones. -¡Chibi! –Exclamé con alegría, no esperaba que volviese tan pronto -¿Qué haces aqu... –Chibi saltó sobre mí pasando sus brazos en torno a mi cuello y sellando sus labios con los míos. –Uh, ahhhh… -Conseguí decir por fin mientras la sostenía entre mis brazos - ¡Que sorpresa! -Jum, ¿Eso es lo único que se te ocurre decirme después de haber estado fuera todo este tiempo? –Preguntó con un puchero. -No, ¡Claro que no! Es que me has pillado de sopetón. Te he echado mucho de menos –Afirmé poniéndola de nuevo sobre el suelo. -¿A que ha venido ese beso? -A nada, me apetecía. Yo también te he echado de menos, pero prometo nunca, nunca, nunca, volverme a separar de ti –Dijo entre saltitos. -Me parece bien –Dije notando que una sonrisa involuntaria se dibujaba en mi rostro. -Estás mucho más alto –Me dijo alzando el rostro. Chibi era un Hada. Mi hada Guardián según me había dicho. Tenía el largo pelo rojo cayendo sobre los hombros y la espalda. Era bajita y menuda en su forma humana, suponía que se debía al hecho de su naturaleza mágica. Sus ojos eran brillantes, oscuros y grandes. Su nariz era pequeña al igual que su boca, con finos pero seductores labios. Llevaba tan solo una amplia camiseta oscura con brillos plateados a modo de vestido. El conjunto hacía parecer a Chibi una niña, pero puedo afirmar que no lo es… Una imagen fugaz cruzo mi mente y vi como ella sonreía. -Aún no se te ha olvidado, eh –Dijo riéndose. Los SMP (Como nos distinguimos entre nosotros) éramos capaces de comunicarnos por el pensamiento. Era algo que siempre olvidaba. -Perdona –Dije – Bueno, ¿Cuéntame que has estado haciendo mientras estabas fuera? Mientras paseábamos, ella me contó que había volado muy lejos con el resto de hadas a una zona en el ártico diseñada como residencia para escapar del terrible calor del verano. Según me dijo las hadas soportan peor el calor que el resto de los SMP y que en época estival se ve disminuido su poder mágico. -Ósea, que básicamente has ido a un hotel helado para hadas. -Jajaja, así es. La verdad mientras estuve allí me acordé mucho de ti. No sabía si estarías bien sin mi ayuda… -El recuerdo de Aura y de aquellos ojos rojos pasó por mi cabeza y Chibi saltó al instante. Tuve que explicárselo todo con pelos y señales hasta que por fin conseguí tranquilizarla –Sabía que no tenía que haberme ido… Bueno en realidad ya sabía lo que pasaría… Solo quería ver si me contabas la verdad -Sonrió -¿Cómo que lo sabias? ¡¿Para qué has montado entonces ese numerito?! ¿Y aun así te fuiste? ¡¿Qué clase de juego es este?! –Dije escandalizado. -Alist, nuestro mundo es complicado, yo no puedo decirte muchas cosas… ¡Porque son secreto! –Dijo agarrándome del brazo – No permitiré que te pase nada. Perdona por lo de antes. El código de Guardianes obliga a separarse del protegido para comprobar si realmente podría sobrevivir sin su ayuda, y créeme Alist, ¡Tú necesitas mucha ayuda! -Entonces, ¿Lo de marcharte por el calor fue una prueba? –Aquello me disgustaba un poco. -No sabes nada Alistair Blake, ese era uno de los motivos, perdóname. Tienes todo el derecho a desconfiar de mí. Pero todo lo que te he contado es verdad. Y aquellas cosas que no puedo contarte son porque es mejor que no las sepas… -¡Odio los secretos Chibi! ¡Toda mi vida está rodeada de incógnitas y vivo día a día con miedo de lo que puede pasar! ¿Cómo puedo seguir confiando en ti? -Por qué me importas Alist… Te he prometido que no iba a permitir que nada malo te pasara… Y si hay cosas que no te puedo decir es por qué no puedo… De verás que me gustaría, pero si lo hiciera… -Comenzó a llorar y a temblar junto a mí. La agarré de una mano y nos sentamos en un banco cercano mientras intentaba quitarle las lágrimas. -Tranquila, tranquila –La decía mientras la abrazaba –Está bien, vamos. Confió en ti, entiendo que haya cosas que no me puedas contar… Es mucho más difícil de lo que pienso ¿Verdad? -Yo solo te prometo que te protegeré lo mejor que pueda. Yo estoy aquí por ti y para ti. Y no me marchare de tu lado otra vez, pero compréndelo –Se enjugo las lágrimas en mi camiseta –Si me marché fue por algo mucho más importante, no lo hice por gusto, solo quiero protegerte… Además ¿Qué tipo de Hada Guardián sería si permitirá que hicieran daño a mi protegido? -Supongo que una no muy buena... – Sonreí. Chibi de una manera o de otra siempre me había ayudado o había intentado avisarme de que algo pasaría. Si no podía contármelo sus razones tendría, lo único que importaba es que confiaba en ella. -Gracias por haber vuelto. Sea lo que sea lo que te preocupa sé que lo afrontaremos y superaremos juntos. Confía en mí.